Google se ha propuesto que su navegador Chrome deje de soportar cookies en 2023.

Para ello se propone trabajar con la tecnología FLoC (Federated Learning of Cohorts) que hasta el momento se desconoce.

Esta decisión está generando mucha controversia debido a que esta medida cambiara el negocio  publicitario online, lo que ha generado la oposición de muchas empresas y de la Comisión Europea.